La etiqueta “Aprobado por las familias” acaba de revelar los resultados de su barómetro 2016, una encuesta realizada por el Instituto “Juniors & Co “*. Analiza el estilo de vida y los patrones de consumo de los padres, y el lugar que ocupa el niño en sus decisiones de compra diarias. Primera lección: la gran mayoría de los padres dan gran importancia al desarrollo personal y al equilibrio de sus hijos. Hasta hace unos años, era el logro académico… En detalle, el 42% de los padres pasan más de 2 horas a la semana jugando con sus hijos (comparado con el 40% del año pasado), el 54% pasa más de 2 horas a la semana ayudando con los deberes (comparado con el 52% en 2015), y 1 de cada 2 padres sale con sus hijos al menos 2 horas a la semana (excluyendo las compras), comparado con el 32% de hace un año. Los padres también explicaron que su hijo tiene un papel importante en la decisión de cuánto dinero gasta la familia. Se trata sobre todo de una búsqueda de consenso entre padres e hijos, un “consumo compartido”. El padre escucha al hijo, que explica sus deseos, y decide si aprueba o no la elección. También aprendemos que casi 4 de cada 10 padres gastan la suma de 800 euros por niño al año en ropa, juguetes y actividades extraescolares. Para saber más sobre la elección de los juguetes, lea la página “Herramientas de los Enfantoys”.