Elija un cuchillo de cerámica si quiere un cuchillo muy afilado que no necesite (o muy poco) ser afilado. Es cierto que los cuchillos de cerámica son más frágiles que cuchillos de acero Esto se debe a que las propiedades de dureza de la cerámica no se aplican a la torsión. El uso inadecuado del cuchillo de cerámica podría romper la hoja, independientemente de su calidad. Los cuchillos de acero no son irrompibles, pero son extremadamente resistentes. Algunos tendrán la punta doblada después de una caída porque su acero es demasiado blando, pero un buen cuchillo de acero tendrá una aleación que combina flexibilidad y rigidez, de modo que nunca se romperá cuando se caiga o se use con descuido.