Cada vez más fabricantes ofrecen dispositivos con una amplia gama de características. Dependiendo de su presupuesto y de las exigencias de su querido niño, es posible elegir modelos con personajes de dibujos animados, o con juegos integrados, o con una cámara incorporada para hacer videos. Con algunas cámaras, su hijo podrá hacer selectos, retocar fotos con filtros o marcos integrados, deformar su cara. Otros tienen una función de reconocimiento facial e incluso ofrecen grabación de voz. Dada la tendencia de los niños más pequeños a moverse, un estabilizador de imagen reduciría el riesgo de imágenes borrosas.